alt text

ULIP contra abusadores de Derechos Humanos

apoyo a la sociedad civil colombiana en el caso de las "chuzadas del DAS",

Leer
alt text

La lucha ecologista continúa

Unidos contra el autoritarismo del desarrollo depredador

Leer
alt text

Escandaloso fracaso de "los locos" en Educación

Juan Ramón Herrera, dirigente docente describe el fracaso de Lucy Molinar y Ricardo Martinelli

Leer
alt text

Derechos humanos y minería

Ricardo Martinelli lleva adelante su fórmula de destrucción de los derechos humanos

LEER
alt text

Trabajadores del sector público denuncian despidos

La FITRAP denuncia abusos y despidos del gobierno de "el cambio"

Leer
alt text

La Democracia de las calles

Sólo la movilización popular salvará al país

Leer
alt text

El Panamá neoliberal

neoliberalismo entra a etapa represiva, opera por despojo, dice Jované

Leer
alt text

ULIP:la unidad para fortalecer la democracia para todos

Derechos para todos...

Leer

Destaque

Ultimas noticias

LOS NGÄBE –BUGLÉ ANTE LA IGNORANCIA Y EL RACISMO

  • 28 feb. 2012

  • Por Arysteides Turpana Igwaigliginya


    (Ensayo)



    Cuando una persona realiza algo que no se espera de  ella, decimos que se le salió el cobre. En estos momentos en que la naciones  Ngäbe-Bugle han salida a defender sus comarcas y con ellas a todo el ecosistema de la república de Panamá, un sector de racistas e ignorantes ha saltado para menospreciar en público a nuestros connacionales.  Un ejemplo de ello lo encontramos en la edición del sábado 18 de febrero, fecha en apareció publicada la siguiente glosa en La Estrella de Panamá, diario que circula en la capital de este país:

    http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2012/02/18/ultimatum-ngabe-al-gobierno.asp "Caridad Fernandez · ninguna razon en todom, porque ahora encima quieren(los panameños originarios) que se suspenden las hidroelectricas hasta fuera de las comarcas, que se creen estos indios? si nosotros no podemos traspasar su territorio sin pagarles una cuota porque hasta en eso son unos bellacos, porque tenemos que permitirles que vengan a mandar en OPanamá entero?, si quieren vivir con taparabos y alumbrarse con guarichas que nos dejen vivir en paz, son una partida de fascinerosos, vagos y borrachines, abnusadores de sus mujeres a las cuales ponen a trabajar y parir mientras ellos estan echados en las hamacas chupando chirisco, vamos hombre que no hay que cegarse, y esta cacique es una atrevida e iirespetuosa, que se cree esta india ignorante de tratr de tu al mandatario, ella no sabe medirse cuando habla, la iglesia tambien no esta haceindo nada por Panamá solo se limita a escuchar y no le pone freno a esta señora que ha cogido demasiado alas ultimamente".

    Aclaremos todas las vaciedades de la doña Caridad Fernández:

    1: El origen de la palabra Caridad tiene en latín dos formas: cháritas y cáritas.  Cáritas procede de careo, carere, carui, cariturus, que significa carecer, estar privado de algo. Cáritas es, por tanto, carestía, directamente relacionado con carus, cara, que es aquello de lo que se carece. Ergo a Caridad Fernández se le puede aplicar aquello que decían los clásicos: “Quod natura non dat, Salamanca no prestat”, en otras palabras, como  doña Caridad Fernández carece de neuronas, por ello  lo único que puede señalar son estulticias.

    2: “¿Indios?”, doña Caridad, “¿indios?” Los indios son originarios de la India, un país  de Asia. Es el séptimo país más extenso y el segundo más poblado del mundo. Limita al sur con el Océano Índico, con el Mar Arábigo al oeste y con el Golfo de Bengala al este. La India también limita con Pakistán al oeste, al norte con China, Nepal y Bután y al este con Bangladesh y Birmania. Su ciudad capital es Nueva Delhi  y su ciudad más poblada es Bombay. Entiendo que usted en su estulticia entiende por “indios” a los PANAMEÑOS RAIZALES, y en esta ocasión particularmente, a los PANAMEÑOS RAIZALES  de la nación Ngäbe. Hay un dicho que reza así: “Donde tropieza la primera vaca, tropiezan todas las demás”. Esto viene al caso, por ciertas afirmaciones que hacen los estultos como usted. Veamos algunas cosas que se nos dice de Cristóbal Colon: 1: que descubrió América (lo cual es una mentira, porque cuando este esclavista aurífago  llegó a Abya Yala- el verdadero nombre  de nuestro continente – ésta ya estaba descubierta; 2: Cristóbal Colón, llamó “indios” a los habitantes de Abya Yala, porque creyó que había llegado a la India. Esto  rotula su perfecta ignorancia, ignorancia que viajó con él a su tumba  porque nunca supo que había llegado a Abya Yala y no a la India. Así que aquí cabe a la perfección el dicho que pregona que   “Donde la tropieza la primera vaca, tropiezan todas las demás”. En este sentido, la lengua de Shakespeare  y de James Joyce es más exacta porque en ella la palabra “indio” aplicado por los estultos como usted y su hatajo al americano raizal es  "Native American" o sea pueblo originario de Abya Yala, o si usted lo prefiere, pueblo originario  de América, a pesar de que esto se restringe un poco, porque no hay que olvidar que en inglés América es Estados Unidos, por ello, durante mucho tiempo las mentes colonizadas al referirse  a los “gringos” los llamaban “americanos” y eso se entiende muy bien en una canción de Piero que lleva por título casualmente “Los Americanos”.


    3: ¿taparabos? O ¿taparrabos? Mi querida señora, ¡Cuán pobre es su vocabulario! Eso se llama TAPAHUEVOS o para decirlo con una semántica más elegante: estola. Ya que usted utiliza la palabra taparrabo, usted me hace recordar a los psicólogos que recurren a una técnica llamada asociación verbal o semántica para curar a sus pacientes .Históricamente, esta práctica se relaciona con la noción de asociación de ideas ya utilizada por Aristóteles, quien definió sus tres grandes principios: la contigüidad, la semejanza, el contraste. Esta idea me lleva a verla a usted frente a un taparrabo  actuando como los personajes femeninos de las novelas de Henry Miller o del Marqués de Sade. Tal vez usted es la reencarnación de Julieta, por ello usted habla de dicha estola, ante la cual usted no se enceguece, sino que se ha quedado asombrada. O tal vez, sea usted la versión ladinopanameña de Constance Chatterley, el personaje femenino de D.H.Lawrence, mejor todavía si es Emmanuelle. Dame gracias que la estoy poniendo a las alturas de personajes de  novelas clásicas, de alto tono estético  y no la estoy remitiendo a las páginas de Playboy que es donde usted merece estar o en Venus TV.

    4: ¿Guarichas? Permítame  ilustrarle, doña Caridad Fernández: la revista Tareas, (¿la conoce usted?) en su edición de los meses de mayo-agosto de 1995 (como ve usted, del siglo pasado), la antropóloga francesa Doctora Françoise  Guionneau-Sinclair publicó un ensayo titulado “Los kuna de Panamá y la Represa del Bayano, 20 años después” (págs: 103-117). En dicho artículo, dice la investigadora gala: “el decreto 123, del 8 de mayo de 1969 autoriza la construcción de la represa hidroeléctrica, Ascanio Villalaz, del río Bayano que deberá suministrar energía eléctrica a la capital del país, situada a 90 km (…).La construcción se inicia en 1971 y el cierre de compuertas se efectúa el 16 de marzo de 1976(…).Cuando se planificó la obra, se contempló la limpieza total del área de inundación. Tarea que sólo se realizó parcialmente, (…) las aguas perdieron su calidad por una remineralización de los nutrientes merced a la descomposición de la biomasa vegetal inundada. La resultante fue la formación de fondos anóxicos (falta casi total del oxigeno en un tejido), la presencia de sulfuro de hidrógeno a diversas profundidades, la proliferación de la vegetación acuática, la eutrofización y la reducción de la fauna macrobentónica (…) El análisis del agua permitió también observar huellas de los pesticidas utilizados para la erradicación de las plantas, cuerpos sólidos en suspensión y su gran corrosión. El resultado del panorama ecológico presentado aquí es que la disponibilidad en aguas fue 15% inferior a lo previsto. Desde el punto de vista epidemiológico, el impacto ecológico diezmó la población de peces, lo que propició condiciones  óptimas para la reproducción de mosquitos anófeles (Aedes aegypti) y otros. La lechuga de agua favoreció su proliferación así como la de de los tábanos. Su densa población es una eterna molestia para los moradores de la región. La malaria, la encefalitis equina y el sarampión, letal para los amerindios, son endémicos. La represa es el lugar de refugio de numerosas golondrinas, probables vectores de microorganismos, responsables de histoplasmosis, criptocócosis y salmonellas. La diversidad y la biomasa de los micro invertebrados bentónicos fueron drásticamente diezmadas (…) Así antes de la inundación, existía 12 especies predominantes, hoy, sólo quedan dos. La virtual desaparición de camarones  y de los moluscos se debe a la alteración de su hábitat. Los peces del mar presentaban una atrofia de los ovarios por lesiones producidas por la aplicación de  herbicidas (….) Antes de la construcción de la represa, existían 61 especies de población ictiofáunica, repartidas en 26 familias, de las cuales sólo sobrevivieron 13, agrupadas en 6 familias. Esto significa una reducción de 79 por ciento de la ictiofauna nativa (…) En 1971, la población de la región de Bayano, sitio de la construcción de la represa, era constituida por amerindia kuna, emberá y wounana (…) por los “bayaneros” o “cimarrones”, descendientes de esclavos africanos (…) y por los “colonos” de origen indohispano (cholos), campesinos sin tierra que huyen del hambre de su provincia donde predomina el latifundio. (…) Los “colonos” llegaron al área de la actual represa hace unos50 años. (…) Entre 1973 y 1975, se efectuaron negociaciones entre el gobierno nacional y la población afectada. Dos soluciones fueron adoptadas. Una se refería a los amerindios (panameños raizales) que debían ser relocalizados en la misma región debido a que su régimen de vida no alteraba el medio ambiente. La otra aludía a los”bayaneros” y a los colonos (panameños de la etnia ladina, afrodescendientes e hispanodescendientes), que, al practicar una ganadería extensiva, fueron considerados como peligrosos. Se optó por indemnizarlos. Solo un grupo residual de “colonos” se negó a abandonar la cuenca del río Bayano. (…)El esquema migratorio de reinstalación en la región fue el que sigue:

    a): Los colonos  que se negaron a salir, llamaron familias de su aldea originaria o trajeron miembros de su propia parentela); b: los colonos y bayaneros que accedieron ser indemnizados y a salir del área, REGESARON A INVADIR LA REGION.(…)La presencia de población no amerindia (gente de la etnia ladina) crea una presión antrópica de consideración sobre el área de la represa y sobre las tierras indígenas, objeto del interés asiduo de los demás moradores que consideran menos arriesgado invadir el territorio amerindio (las tierras de los panameños raizales)  que las tierras reservadas de la represa, de las cuales podrían ser más fácilmente expulsados. Así, hoy, existen seis grupo étnicos en la región: kuna, emberá, wounana, colonos, bayaneros y colombianos. La apertura de la panamericana permitió a los campesinos sin tierra mover la frontera agrícola hasta los límites de los territorios indígenas del Bayano y del Darién. (…)En 1990, los kuna no vacilaron en tomar las armas e incluso tomar de rehén al gobernador de aquel entonces, para defender sus justos derechos. Sin embargo, el grupo que los adversa posee la capacidad de manipular a su favor las estructuras gubernamentales ya que son alcaldes, corregidores, representantes e incluso legisladores. Tienen entonces, el acceso directo a las teclas del poder político de la sociedad dominante. (…)El otro problema fundamental que tuvieron que encarar los amerindios (panameños raizales) fue el del lago artificial. “No hay más peces en los ríos, y si los hay son tan chicos”, nos comenta el cacique Oller, Olotiguipiler” entonces, tenemos que comprar peces de mar a los waga (foráneos=. gente de la etnia ladina). Nuestras tierras no producen sino cosechas malas. No hay más cacería. Es difícil hoy matar un pecarí (animal ritual) y el macho monte y los pavos desaparecieron. Solo nos queda las conservas”(…)Si antes de la construcción de la represa ,kuna, emberá y wounana practicaban una pesca artesanal, hoy lo han abandonado no sin consecuencias dramáticas desde el punto de vista nutricional y ritual(…)Otro problema se suscitó inmediatamente después de la inundación. Se trata de la deforestación agresiva del área de la represa y de las tierras indígenas adyacentes, por los moradores que se quedaron o regresaron o invadieron. Estos campesinos sin tierra, (que son nómadas y destructores como me dice mi amigo el profesor Edfridcio Pérez, y a los que el Dr. Stanley Haeckadon llamó cultores de “La cultura del potrero”) reproducen el patrón cultural de supervivencia que fue la causa del empobrecimiento de sus minifundios de sus lugares originarios. Se  trata de crear pastos para una ganadería extensiva y devastadora ya que estas tierras sólo son aptas para alimentar una vaca por cada dos hectáreas. Además, practican una agricultura de subsistencia que los mantiene en la miseria. Esta estrategia no les asegura un porvenir estable. Por ende, optan por vender a un precio irrisorio sus finquitas a un ganadero quien fue, en general, el que financió el traslado e instalación de las familias inmigrantes. Esto significa que detrás del pequeño “colono”, se esconde la temible figura del terrateniente, todopoderoso y contra quien será muy difícil luchar. (…) En 1994, 28 por ciento, es decir, 100 000 hectáreas del área total de la cuenca del río Bayano y afluentes, están deforestadas. Ante esta situación, el panameño raizal enfrenta los siguientes problemas ; a) :al mudar sus conductas nutricionales, se enfrenta con: “problemas biomédicos tales como obesidad , diabetes, colecistitis, colestasis hepáticas, cáncer del hígado, entre otros; b): la pérdida de los territorios ancestrales…simboliza la pérdida de un saber: las plantas alimentarias y nutricionales desaparecieron o son mal conocidas, así como materiales de construcción, etc.…; c): la invasión de sus tierra por los colonos: pequeños ganaderos, propietarios de aserraderos, latifundistas propician conflictos interétnicos constantes; d): frente a la necesidad de adaptarse a la vida lacustre, los amerindios (panameños raizales) debieron innovar cambios en las construcción de las casas, hoy sobre postes y más chicas…(…)los indígenas (panameños raizales) no tienen título de propiedad sobre sus  tierras y, obviamente, es una situación que induce al campesino “hambriento” de tierras , cuya ley es el alambre de púa, a desconocer el status de las comarcas.(…) Para entender la envergadura del desastre ecológico y sociológico que significó la creación de la represa de Bayano , es preciso aprehenderla dentro de un sistema complejo que incluye no sólo el impacto directo causado por la represa; sino también el impacto indirecto, inducido por la apertura de una carretera que permitió un movimiento migratorio sostenido, desordenado y devastador.(…) Es importante relevar que el discurso científico es afín al discurso de los caciques: No hay más peces, no hay más animales silvestres, no hay más plantas medicinales y alimentarias”.

    Mi cara señora Caridad Fernández, este ensayo es de 1995, es decir que  se escribió hace 16 años, pero sus puntos de vista no han  perdido vigencias.  Los panameños raizales que cedieren sus tierras para la represa de Bayano en aquel tiempo no tienen luz eléctrica  hasta el día de hoy, lunes 27 de  febrero de 2012, como si de allí no saliera ese destello  hacia la ciudad capital. En casa de herrero, cuchillo de palo. A la luz de la historia, no hemos sido nosotros, los panameños aurorales, quienes hemos estado agotándole la paciencia a nadie. A quienes tiene que dejarles que vivamos en paz es a nosotros.

    Seguidamente transcribo un par de palabras del señor Carlos E. Rangel Martín, jubilado del Cuerpo de Ingeniero de Estados Unidos, quien en la edición del lunes 20 de febrero de la Estrella de Panamá, en su artículo “Óptima solución a necesidades energéticas”, escribió:“La mayoría de los empresarios panameños tiene la idea totalmente desfasada de que Panamá necesita seguir construyendo hidroeléctricas para suplir de suficiente energía eléctrica al país, de forma que éste continúe creciendo sin problemas energéticos; pero, especialmente en Europa occidental, la planificación energética ha cambiado radicalmente desde principios del presente siglo y ahora prescinde de las hidroeléctricas. Urge que todos los ingenieros y empresarios panameños se familiaricen con las nuevas tecnologías que países más desarrollados, particularmente los carentes de petróleo, han estado implementando;(…) Cualquier ingeniero eléctrico europeo que contemple la polémica en la que estamos enfrascados, seguramente se preguntará cómo es posible que tantos panameños todavía no conozcamos del gran avance que ha experimentado la planificación energética; pero la razón principal de este desconocimiento es que las autoridades encargadas de la planificación energética jamás han hecho un esfuerzo significativo para ilustrar debidamente a nuestra ciudadanía sobre las nuevas tecnologías que le dan solución a similares problemas en Europa, algo que equivale a un encubrimiento por parte de dichas autoridades. Peor aún, como resultado de la descomposición de la flora sumergida en agua, las grandes hidroeléctricas producen gas metano, contribuyendo a aumentar el calentamiento global”.

    5: Sigue usted, mi querida Caridad Fernández,  con sus mitos: “son una partida de fascinerosos, vagos y borrachines, abnusadores de sus mujeres a las cuales ponen a trabajar y parir mientras ellos estan echados en las hamacas chupando chirisco,”. ¡Qué hedonistas! Antes de  hacer una afirmación, una simple afirmación, yo no sé cuánto se documenta usted. Cada línea suya que leo la hunde de más en más en las miasmas de su propia  estupidez y en eso es usted siamesa de  José Raúl Mulino, Ministro de Seguridad de Panamá,  de la Alma Cortés, que de cortés nada tiene porque nada tiene en las molleras ya que a la luz de la genética en lugar de tener neuronas lo que tiene es puro detritus,  igualmente es usted siamesa de esa   diPUTAda Marylín Vallarino, porque ustedes, Mulino ,Cortés, Vallarino y usted, Caridad Fernández, son de la misma estopa, por eso cada vez que dicen algo “meten la pezuña” como dice Nietzsche. Puede ser que usted sea una beata y que como tal no conozca Panama by night y que tampoco sabe que cuando juegan los equipos españoles de balompié  el  Barça y Real Madrid ese día las cantinas y otros lugares de diversión se llenan mientras se vacían los lugares de trabajo.  En los bares, los fanáticos arman  pendencias y se insultan en castellano. En su libro titulado Mi General Torrijos, dice su autor José de Jesús  Martínez: “Recuerdo que una vez llegó el General Torrijos a Coclesito, en plena mitad de la semana, y uno de los campesinos que estaba a cargo de un  proyecto tenía olor a guaro. Y en Coclesito el guaro se permite sólo para las fiestas. “Te estabas emborrachando”, le dijo el General. “Cuando nosotros los pobres bebemos, se llama “borrachera”. Pero cuando lo hacen ustedes los ricos, entonces se llama “fiesta”, le contestó el campesino. (José de Jesús Martínez, en Mi general Torrijos, 1987, pág.74). Por su parte, el novelista inglés Graham Greene escribió el siguiente párrafo: “Chuchú – (José de Jesús Martínez)-ya me había contado de la inusual costumbre de la bebida en Panamá, una costumbre que incluso el general (Omar Torrijos) seguía.

    -somos borrachos- dijo Chuchú-; los domingos bebemos para emborracharnos, pero no bebemos entre semana. Ustedes los europeos son alcohólicos, ustedes beben todo el tiempo.
    Me alegra que en los días que pasamos juntos haya escogido seguir nuestra costumbre (la europea)”. (Graham Greene: El General, 1985, pág.: 59). Mi pobre analfabestia Caridad Fernández, usted ni lee ni conoce a sus (nuestros) connacionales y mucho menos a los ingleses.

    Leíamos líneas arriba lo escrito por la profesora francesa Françoise Guionneau sobre los peces. He aquí un fragmento de lo que dice Graham Green en su precitada obra: “En la orilla de esta enorme reserva se había construido la presa de Bayano con la ayuda de los yugoslavos…La presa había provocado el desplazamiento de por lo menos  una aldea indígena, que ahora estaba bajo el agua. Visitamos la aldea que la había sustituido y fuimos recibido en la cabaña de reuniones por el jefe, un anciano de una dignidad inmensa  (…los)  habitantes de la aldea( …)escuchaban en silencio mientras un intérprete expresaba las quejas  del pueblo contra el gobierno…El gobierno no había  cumplido su promesa: el pago que se le garantizó por su reubicación llevaba tres meses de retraso y habían sido trasladados demasiado tarde para cosechar: les hacían  falta azúcar  y granos,  los animales salvajes  que solían servirles de alimento habían sido ahuyentados por los trabajos de la presa y todos los peces del río estaban muertos” (Ídem:  80). Sobre  este texto de Graham Greene no o tengo nada que comentar. Y como decían los clásicos: “Intelligenti pauca”.

    Prosigamos. Usted,  doña Caridad Fernández, afirma que nosotros los panameños raizales explotamos a nuestras mujeres. Pero, ¿dónde está su investigación? O usted parlotea por parlotear al mejor estilo de Cantinflas. Lea el siguiente informe y entérese en qué clase de país vive usted. En una investigación titulada Familia y Jefatura del Hogar, podemos leer lo siguiente: “De acuerdo a la información del Censo de 1990 existen en Panamá un total de 526 mil hogares. De ese conjunto de hogares, más de 117 mil están dirigidos por una mujer, es decir, un 22,3% del total. Esta proporción ha ido aumentando ligeramente desde 1950, cuando se registraban con jefa mujer un 20% de los hogares nacionales. El tamaño de los hogares dirigidos por una mujer es en términos generales más reducido que los dirigidos por un hombre, entre otras razones porque frecuentemente dirigen su hogar sin cónyuge. En 1990 un 49,3% de hogares con jefatura femenina tenía más de tres personas. La mayor parte de las jefas de hogar no declaran pareja conviviente: en 1990 el 95,5% de estas mujeres dirigía su hogar sin cónyuge. El perfil general de dichas jefas es que se trata de personas con un promedio de edad mayor que el de los jefes varones, y con una situación socioeconómica más deteriorada”.

    Mi estimada señora Caridad Fernández, yo quisiera  creer con alma, corazón y vida,  que usted no es tan estulta ni tan apedeuta que no pueda descodificar esta sencilla frase: “El 95,5% de estas mujeres dirigía su hogar sin cónyuge”. Ahora usted me va a decir que la encuesta se realizó en la Comarca  Ngäbe… ¡No sea tan soez, mi querida señora!

    Veamos el mundo de los drogadictos: “En un estudio realizado con estudiantes de 13, 15 y 17 años de edad, por la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) en 7 países de la región, en el año 2003, se señala que Panamá, junto con Uruguay, es catalogado como un país de elevado nivel de consumo de drogas ilícitas. Ahora usted, una vez más, va volverme a aducir que esta encuesta se realizó en la nación Ngäbe…¡ No sea tan ruin! Vuelvo a citar  a Nietzsche: Usted “Mete la pezuña” otra vez   igual que sus siameses José Raúl Mulino, Alma Cortés y Marylín Vallarino, porque ustedes, Mulino, Cortés, Vallarino y usted, Caridad Fernández, son de la misma manada.

    Según sus “investigaciones”, nosotros, los panameños raizales, maltratamos a nuestras mujeres, pero he aquí, mi cara señora Caridad Fernández,  una noticia sobre el feminicidio que firma el periodista  Alberto de León de Gracia, en la edición del 18 de octubre de 2010 de la Estrella de Panamá, (pero  parece que usted no lee nada),


    Panamá entre los líderes mundiales de femicidio

    En los últimos años se incrementaron las cifras de homicidios de mujeres y la falta de efectividad de las entidades de investigación.

    Las estadísticas cada vez son más contundentes, las denuncias por violencia se han incrementado. Los números que presentó ayer el Fondo de Población de las Naciones Unidas nos pone en una posición nada envidiable. Sin duda, una sociedad donde prevalece el machismo.
    Alberto de León de Gracia

    “PANAMÁ. Los números no mienten, nos llenan de vergüenza, pero no nos concitan a mejorar esta tendencia destructiva. ‘El hombre que golpea a una mujer, pierde esa condición’, decían nuestras abuelas con marcada frecuencia. Si cada uno de nosotros hubiera seguido al pie de la letra esta sentencia, hoy este no sería un tema de análisis, lamentaciones y tragedia social. Según los especialistas, la violencia de género contra las mujeres está ligada a la falta de igualdad entre los sexos, lo que se traduce en una relación de poder, donde el hombre domina o controla y la mujer está subordinada o depende de él. Ese tipo de violencia es producto de ese poder y control masculino, pero a la vez es un mecanismo para mantener poder y control sobre las mujeres. Ayer, representantes del Fondo de Población de Naciones Unidas en Panamá revelaron a la prensa los detalles de esta problemática mundial. La situación de Panamá es lo que más destaca en el dosier entregado con información relevante sobre la violencia de género. Nuestro país, según el informe especializado, ocupa el décimo puesto —mundialmente hablando— en número de femicidios. Son 24.58 por cada millón de mujeres. A nivel de Latinoamérica, le siguen en este ranking negativo: El Salvador (129), Guatemala (92), Colombia (49), Honduras (44), República Dominicana (38), Bolivia (34) y Paraguay en el escaño 27. Estas cifras se desprenden del Tercer informe internacional de violencia contra la mujer en las relaciones de pareja del Centro Reina Sofía de España. Por otro lado, datos de la Defensoría del Pueblo —recogidos a través del Observatorio Panameño contra la Violencia de Género (OPVG) — revelan que durante el primer semestre del presente 2010 se produjeron 40 muertes de mujeres. De ellas 28 (el 70%) fueron femicidios (asesinato de mujeres por razones asociadas con su género). Lo más alarmante de estos datos es que, en los últimos años, el crecimiento de las cifras de homicidios de mujeres, la falta de efectividad de las entidades de investigación y persecución de estos graves delitos y las evidentes menores penas que reciben los femicidas han hecho que las organizaciones de mujeres hayan elevado sus protestas, y en forma más visible desde los años 2003 y 2004. En esta problemática, el país debe elevar el bagaje educativo y de salud desde el punto de vista no sexista, penalizar el femicidio como delito autónomo y crear instancias judiciales específicas con sus propios jueces y fiscales especialistas en esta materia; además de promover las políticas públicas de igualdad en todas las áreas del gobierno, independientemente del rol del Instituto Nacional de la Mujer; y consolidar la protección de las féminas, ya que hoy el país solo cuenta con un albergue nacional para víctimas de la violencia”.

    ¡Vamos bien! Doña  Caridad Fernández, si usted quiere que los panameños raizales, a quien usted en su ignorancia llama “indios”, quiere  que la dejen vivir en paz, usted puede emigrar de Panamá. Los Fernández  tiene sus orígenes en España, si usted emigrara a la Madrastra Patria  se vería libre de los fascineros, - yo sé que usted quiso decir facineroso- , si, mi querida señora, usted se vería libre  de los facinerosos panameños aurorales, y en la madrastra patria a usted nunca le dirían “cabecita negra”, ni le dirían  tampoco SUDACA- “sudamericana come mierda”-.En este caso, lo más decente que usted puede hacer es marcharse, porque nosotros los panameños raizales somos de aquí y aquí estábamos antes de que naciera el Estado Nacional de Panamá, es decir ,antes del 3 de noviembre de 1903 y aquí vamos a continuar: somos tropicales, somos panameños raizales,. Compréndalo. Le deseo un buen viaje y una buena estadía. Stefan Zweig, al hablar del mojigato de  Cristóbal Colón, dijo que en sus navíos se embarcó “toda la mugre y la escorias de España”  y “De una sola vez España se libra de alborotadores y de la gentuza más peligrosa”.

    Usted afirma: “y esta cacique es una atrevida e iirespetuosa, que se cree esta india ignorante de tratr de tu al mandatario, ella no sabe medirse cuando habla”. En primer lugar la que es atrevida e irrespetuosa es usted. Aprender a respetar se aprende en el hogar. Nadie da lo que no tiene. Además somos el producto de nuestros propios hogares. Toda persona a quien en su hogar no le enseñaron a respetar, es porque esos padres también eran atrevidos e irrespetuosos. La cultura se genera por medio de una correa de transmisión. “De tal palo, tal astilla”,  o como dijera San  Mateo 7:16: “a fructibus eorum cognoscetis eos”. A  su atrevimiento y a  su irrespetuosidad hay que agregarle su ignorancia. Usted es bien ignorante, es tan ignorante que llama al panameño raizal, autóctono y auténtico “Indio”, cuando “indio” es el originario de un país llamado India, un país de Asia. Además de ello, la cacique puede tratar de “tú” al presidente porque entre pares la gente se puede tutear, y ella no es menos que el presidente. La cacique es la representante máxima de la nación Ngäbe. Por eso entendemos muy bien esta frase del vicepresidente de la República, el señor Varela, cuando le dijo al duce “el pueblo que te eligió te verá juzgado y derrotado”. Lo tuteó por ser inter-pares. Pero más irrespetuoso e inculto es el   fascistoide etnoitaliano Martinelli que tenemos de presidente. Cuando le habla a usted  en su  maloliente propaganda y le dice  que los medios de comunicación  todos los días TE bombardean con: “información negativa porque  EY dicen que eso es lo que vende. Sabes por qué Ta’ pasando todo esto, porque Tas’ haciendo un tremendo trabajo… y sigue echando PALANTE”. En mi país, Panamá, entre el habla de un mafioso de la etnia italiana y un vulgar maleante, los niveles del lenguaje no se diferencian.

    8: Quiero terminar con algunos señalamientos de tipo semántico. Quienes me conocen saben que mi lengua materna no es el castellano. El castellano lo aprendí en la escuela a gramaticazos, ya que el dulegaya que es mi lengua materna, cuando la usábamos en la escuela, solamente  por hablarla, éramos castigos. Para evitar los gramaticazos,  aprendí a valerme del diccionario. Según el diccionario, “indígena”, que es una palabra latina femenina de la primera declinación y que se utiliza en castellano tal como se utiliza en latín se refiere al  “Originario del país de que se trata”. En este sentido, usted, la Cortés, la Vallarino y ese Mulino, ustedes avergüenzan mi panameñidad  y son una mancha y maculan nuestra nacionalidad, consagrada en el artículo 9 de nuestra Carta Magna cuando dice que son panameños por nacimiento los nacidos en el territorio nacional, en otras palabras, todos los que nacimos aquí, cholos, afrodescendientes, sinodescendientes, panameños raízales (que no indios, porque éstos son de la India) somos en términos castizos  “indígenas”.


    A luz de la etimología y de la semántica, nosotros, los panameños raizales, originarios, autóctonos y auténticos, por decir lo menos, no somos étnicos. La palabra "etnia" significa "gentil", proveniente del adjetivo griego ethnikos. El adjetivo se deriva del sustantivo ethnos, que significa gente o nación extranjera. Así que se comete un barbarismo lingüístico, cuando a los panameños raizales se  nos cataloga de “étnico”. En Panama  conviven muchas etnias: la etnia italiana, de  Ricardo Martinelli, presidente de la República de Panamá;  la etnia griega, de Demetrio Papadimitriu, Ministro de la Presidencia de Panamá; la etnia hebrea de  Salomón Shama, Ministro de Turismo de la republica de Panamá;  la etnia negra, de  Lucinda Molinar, Ministra de Educación. Panamá es, pues, un país etnocrático. Pero  pueblos  originarios  son naciones tal como lo explicó Stalin en El marxismo y la cuestión nacional : “Nación es una comunidad humana estable, históricamente formada y surgida sobre la base de la comunidad de idioma, de territorio, de vida económica y de psicología, manifestada ésta en la comunidad de cultura”  , por ello, hablar de los panameños raizales en términos étnicos es una analfabetismo de marca mayor tanto a la luz de la  etimología así como a la luz de las Ciencias Políticas, por ello los pueblos bribri, buglé,  dule, emberá, naso, ngäbe, wounaan, son naciones panameñas enmarcadas dentro del Estado Nacional.  Y en cuanto a la Iglesia debo decirle que ella se  defiende sola. Las naciones originarias de Abya Yala tienen mucho en común con la Iglesia: no se pueden contar las cantidades de mártires que entre ambos han dado al mundo. Por algo dijo Cristo en  Mateo 11.12”…regnum caelorum vim patitur, et violenti rapiunt illud” (el reino de los cielos padece de violencias y sólo los revolucionarios podrán alcanzarlo).

    Mi querida Caridad Fernández, si después de leer este ensayo, ensayo en el mejor sentido de Montaigne, de Nietzsche y de Voltaire  usted no ha aprendido

    1: latín
    2: geografía
    3: historia
    4: sociología
    5: antropología
    6: ciencias políticas
    7: literatura
    8: cine
    9: semántica
    10: estadística… si no ha aprendido, es porque usted es lo que es: “Quod natura no dat, Salamanca non prestat”.  Ave cacica, Silvia Carrera, vincituri te salutant!

    Pueblos originarios, crecimiento económico y el medio ambiente

  • 22 feb. 2012


  • Por Juan Jované

    Un error de quienes, como algunos analistas locales de menor cuantía, ven en el Producto Interno Bruto una expresión legítima del progreso, está dado por el hecho de que este agregado no toma en cuenta los elementos del medio ambiente. Desde esta posición se desconoce la existencia y el impacto de las actividades económicas sobre los llamados servicios del ecosistema, constituidos por todos los bienes y servicios que la naturaleza nos ofrece como constituyentes básicos de soporte y disfrute de la vida. Entre estos se encuentran algunos tan vitales como la provisión de agua potable, la regulación del clima, la regulación de los caudales de agua, así como el secuestro del gas carbónico y la oferta de aire puro, entre otros.


    Frente a esta realidad, el actual gobierno oligárquico, siguiendo los pasos de los anteriores, ha intentado justificar su brutal represión en contra de los hermanos ngäbes y buglés alegando que la construcción de hidroeléctricas en las áreas comarcales sería la única manera de mantener el crecimiento económico del país. Se trata, para comenzar, de una extraña posición, dado que el gobierno carece de un verdadero plan energético nacional que no sea el del lucro inmediato, capaz de sacrificar el medio ambiente. En este contexto, se puede inferir que las hidroeléctricas programadas tienen como fin básico abastecer de energía a la muy contaminante minería a cielo abierto que se proyecta en el área.


    Si bien todavía hacia los años cincuenta del siglo pasado las hidroeléctricas se consideraban como una fuente de energía limpia, dados los avances de los conocimientos ecológicos, esto ya no resulta cierto. Es así, por ejemplo, que S.A. Abbasabu y Naseema Abbasi, del Centro de Control de la Contaminación y Tecnología Energética de la Pondicherry University, consideran que las hidroeléctricas generan significativos impactos ecológicos tales como: la pérdida de calidad de las aguas, cuyo consumo es necesario para la vida humana y las otras forma bióticas; la destrucción de áreas boscosas; el impacto sobre el flujo del río, el estrés de la vida acuática y la pérdida de biodiversidad; la presencia de eutrofización y la generación de gas metano, que constituye un dañino efecto invernadero. Es claro que el actual gobierno así como los sectores económicos dominantes que el mismo representa carecen de una real y verdadera preocupación por el desarrollo de fuentes alternativas y limpias de energía. Esto queda demostrado en el texto del “Plan Estratégico de Gobierno 2010-2014”, donde se propone una inversión pública para el periodo de $.13,595,848.8, de los que apenas el 0.04% están dedicados al tema de la energía limpia proveniente del sol y la biomasa. La energía eólica, se puede añadir, está explícitamente excluida de estos planes gubernamentales.


    En reciente declaración un representante de los sectores económicos dominantes argumentó que sería suicida no avanzar en la construcción de hidroeléctricas en las comarcas. Lo aquí planteado contrariamente muestra que el afán de lucro convertido en motivo último de la política apunta hacia un real suicidio de toda la vida humana.

    Asamblea Ciudadana llama a una constituyente originaria para frenar el creciente autoritarismo en Panamá

  • 11 feb. 2012


  • ASAMBLEA CIUDADANA
    MANIFIESTO AL PAÍS




    A raiz de la reunión celebrada, el pasado 30 de enero, con los Partidos políticos Panameñista y Revolucionario Democrático, quienes formalizaron su interés de conversar con nuestra Organización ASAMBLEA CIUDADANA, para poder intercambiar criterios ante la situación nacional y, a los cuales, como colectivos políticos, reconocemos como uno de los actores de la sociedad panameña y que,  a lo largo de la historia política del país, han asumido responsabilidades en la conducción gubernamental, convocamos a suscribir este Manifiesto al país.

    La ASAMBLEA CIUDADANA, como espacio abierto de diálogo y movilización en que participan actores sociales, -que aunque defiendan intereses diversos-y distintos, intentamos articular  temas fundamentales para nuestra sociedad, que contribuyan a la consolidación de una democracia participativa, incluyente y deliberativa, que asegure un desarrollo humano sostenible para todos, concurre a formularles algunos puntos de acción, con la convicción que los ciudadanos exigimos, -cuanto antes-, nuevas formas de regular y ejercer el poder.

    La actual crisis global que estamos viviendo,  nos exige buscar nuevas formas en la relación con el poder. La inequidad social que mantiene a un gran número de panameños viviendo en condiciones de pobreza y pobreza extrema, sin acceso a la educación, a la salud, al agua potable, a un trabajo digno y una remuneración justa que le de la capacidad para asumir los costos de sus necesidades familiares y que,  además le garantice la capacidad de ahorro como único camino para lograr una verdadera liberación.

    En la actualidad estamos confrontando la realidad de un gobierno que ha concentrado poder y control casi absoluto de los poderes del Estado, razón por la cual la ciudadanía se encuentra en un estado de indefensión que no permite recurrir a las instancias formales para hacer respetar sus derechos ciudadanos. Basta con mencionar el manejo político de nuestros gobernantes para imponer una Sala V violentando el ordenamiento jurídico. Por lo que reiteramos nuestro llamado a luchar por evitar la imposición de esta Sala V que dará un mayor control del ejecutivo en el Órgano Judicial.
    Ante los recientes hecho de Veraguas y Chiriquí, donde los hermanos Ngäbe se vieron obligados a interrumpir el tránsito de la carretera interamericana para obligar al gobierno a respetar los acuerdos firmados hace un año, y que resolvían el conflicto con el tema de explotación minera y de hidroeléctricas en el territorio de la Comarca Ngäbe,  ya hemos manifestado la responsabilidad del gobierno con el doloroso desenlace que, nuevamente,  ha costado vidas humanas, así como centenares de heridos y detenidos.
    Consideramos que debemos de exigir  las responsabilidades de los funcionarios que no manejaron con la dignidad de un servidor público las reclamaciones evitando el derramamiento de sangre injustificado, razón por la que exigimos una investigación independiente que pueda deslindar la responsabilidad de quienes dieron la orden y quienes ejecutaron una acción represiva contra el pueblo Ngäbe.
    Denunciamos el uso de fuerza letal en una acción de control de multitud que dio como resultado la muerte de por lo menos tres personas, personas desaparecidas, violaciones de mujeres y centenares de heridos, violando convenios internacionales que establecen que los centros de salud y las iglesias deben respetarse como santuarios de protección humanitarias.
    Tampoco podemos pasar por alto la gravísima violación de la libertad de expresión, comunicación e información que, violando claros preceptos de la Constitución Nacional, materializó el gobierno al suspender, sin sustento legal alguno, las comunicaciones de telefonía móvil en las áreas del conflicto. 
    La reconciliación debe pasar por que los responsables asuman las consecuencias de su mal actuar en la protección del orden, bienes y vida de los nacionales y extranjeros que viven en el país, por lo que no podemos promover la impunidad de las autoridades que han violentado el orden legal y constitucional.
    El país esta en peligro de que quien está actualmente ejerciendo la dirección del gobierno quiera prolongar su período más allá de lo que la ley y la Constitución establece, imponiendo unas reformas a la Constitución que no responden al querer ciudadano de promover un Nuevo Pacto Social que nos garantice un proceso de Constituyente democrática, equitativa, incluyente y verdaderamente participativa, donde todos los sectores del país tengan algo que decir y se les garantice que sus aportes formarán parte de un auténtico debate nacional que nos ayude a deliberar y tomar la decisión del País que queremos.
    Por ello convocamos a los gremios, sindicatos, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil, a sostener reuniones, conducentes a la conformación de un gran movimiento social unitario.
    Los instamos entonces a que demos los pasos necesarios para:


    1.-Impulsar y materializar la apertura de un proceso constituyente democrático, participativo e incluyente que, a través del diálogo respetuoso y tolerante culmine en una jornada nacional que impulse el proyecto de convovar una Asamblea Nacional Constituyente.

    2.-Realizar los esfuerzos cívicos necesarios para el fortalecimiento de la democracia participativa en todo el territorio nacional con el propósito de defender el logro de un Estado Constitucional y Democrático de Derecho

    3.Hacer un llamado a todos los ciudadanos para que participemos en todas las actividades necesarias para promover una permanente participación ciudadana para alcanzar una Constituyente que sea la expresión de la voluntad popular.

    4.-Convocar, cuanto antes, a una reunión en la que participen otras organizaciones con el objetivo de aunar esfuerzos para el logro de los propósitos expuestos a través de un Foro Ciudadano

    5.-Repudio absoluto a la Sala V y un llamado activo a rechazarla

    Como ASAMBLEA CIUDADANA, ejercemos nuestro papel ciudadano porque también reconocemos que,  la clase política,  no ha sido capaz de garantizar las condiciones para que todos los panameños podamos contar con las condiciones de vida digna a la que tenemos derecho. 

    Un modelo de desarrollo,  que concentra en pocas manos el producto del esfuerzo de todos y que,  a la vez,  ha sido utilizado para expropiar al Estado de la riqueza que pertenece a todos y debe igualmente servir a todos los panameños.

    Estamos convencidos, además que  solo un nuevo PACTO SOCIAL que sea incluyente, que asuma las grandes causas nacionales, que se enmarque en un proceso democrático incluyente, participativo y deliberativo,  servirá para poder superar la amenaza de un rompimiento de la paz y la tranquilidad en la convivencia de los panameños.

    Convencidos que las actuales reglas que rigen el país,  han demostrado su desgaste y que requerimos una nuevo ordenamiento General,  que solo puede lograrse mediante una CONSTITUYENTE, en donde se garantice el verdadero poder originario que emana del pueblo panameño.

    Panamá, 11 de febrero de 2012


    Abierto a la adhesión de personas y organizaciones que deseen suscribirlo. Para suscribirlo ir a este enlace.


    El Fetichismo del Crecimiento: lo que hay detrás de Martinelli

  • 9 feb. 2012
  • ECONOMISTA/Juan Jované

    Un elemento central de la propaganda oficial es la idea del supuesto éxito de la economía panameña, la cual no mostraría signos de crisis. Se trata de una posición repetitiva que, definitivamente, no hace noticia. Lo que sí resulta novedoso es que el doctor José Cambra, quien intenta ubicarse en una posición popular, haya argumentado recientemente que “la formación económico–social y sus relaciones de producción no están en crisis en Panamá”, agregando que “por el contrario, la economía crece a un 10.5%”. Esta afirmación amerita algunos comentarios.

    El primer problema de la visión que ahora discutimos es que menosprecia la interpenetración entre las relaciones sociales de producción y distribución, entre la lógica del crecimiento y la de la distribución. Es así, por ejemplo, que pese al acelerado crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), la lógica del sistema provocó que la participación de las remuneraciones de los asalariados en el PIB se redujera de 37.8% en el 2000 a tan solo 31.8% en el 2010. Esa lógica también desató un proceso inflacionario, explicado en gran parte por la especulación comercial, que llevó a que entre el 2004 y 2010 el componente de alimentos del índice de precios al consumidor urbano del INEC se elevara en 45.3%. El mismo documento de CEPAL que informa sobre el crecimiento del 10.5% del PIB en el 2011, destaca que ese año el salario medio real del panameño se redujo en 1.8%. Todo esto muestra una situación en la que la normal reproducción de la fuerza de trabajo se encuentra en una crisis de permanente desgaste.

    La reforma educativa propuesta por el gobierno, que busca formar una fuerza de trabajo dócil, apunta en el plano de las ideas hacia el mismo modelo. Un segundo elemento que omite la visión bajo análisis guarda relación con la acumulación por desposesión. Esta, en Panamá, se caracteriza por la importancia que para la rentabilidad del capital privado ha cobrado la construcción pública de infraestructuras destinadas a consolidar el modelo vigente, la minería depredadora y el dominio sobre la renta canalera. Esta genera una intensa lucha entre las diversas fracciones de la clase dominante y sus partidos por controlar el aparato estatal con fines de acumulación, alejados del objetivo de democratizar el país y su economía. Las tendencias autoritarias que hoy se observan son, entonces, el resultado necesario de un modelo que opera sesgando cada vez más la distribución del ingreso en contra de los trabajadores, a la vez que se utiliza el aparato estatal como palanca de la acumulación.

    En tercer lugar, un modelo estable debe tener sostenibilidad en el tiempo. Quienes niegan que la economía panameña muestre tendencias hacia la crisis deben, consecuentemente, probar que frente al recrudecimiento de esta y el estancamiento global es posible mantener incólume el actual modelo basado en las exportaciones, la compresión de los salarios y el deterioro del medio ambiente. El PIB, indicador que ni siquiera es capaz de hacer visible el trabajo de la mujer en el hogar, no tiene ninguna utilidad al respecto.

    Por protesta antiminera 10 educadores arrestados por fuerzas represivas de Martinelli en Santiago de Veraguas

  • 4 feb. 2012
  • La Asociación de Educadores Veraguenses(AEVe) quiere denunciar la represión y arresto de la que han sido objeto educadores que se encontraban a medio día de hoy protestanto pacificamente en el puente de calle 7, en Santiago de Veraguas. 


    Pedimos a toda la comunidad nacional a manifestarse de todas las formas posibles para pedir la liberación de los detenidos.



    El nombre de los educadores detenidos por las fuerzas represivas de Martinelli al medio día en Santiago de Veraguas son los siguientes:


    Wilberto Santos, Alexis Peralta, Leonardo Batista, Juan Ábrego, Francisco Rodríguez, Horacio Jiménez, Alberto Barrera, Edwin Riquia, Eduardo Villaquiran y Roger Rujano.


    Al gobierno del autócrata Ricardo Martinelli le pedimos inmediata liberación de los detenidos, de lo contrario los gremios educadores adelantaremos toda clase de acciones para hacer sentir nuestra posición de lucha por la Democracia y defensa de la naturaleza.

    Especial: Lo último en la lucha antiminera

  • 3 feb. 2012
  • EDUCACIÓN

    SALUD PÚBLICA

     
    Creative Commons License
    This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.5 Generic License Blogerizado por AEVe